• 13 de junio de 2011

    El monumento a don Pelayo en el Parque Asturias de México cambia de ubicación

    Fuente: Cristina Cabrero, México D.F.

    El monumento a don Pelayo (primer monarca del Reino del Principado) instalado en el Parque Asturias de la Ciudad de México cambió de emplazamiento. Durante 45 años, los árboles fueron rodeándolo tanto que al final, las proporciones del primer rey de Asturias perdieron sentido. Por esta razón, el monumento tuvo que ser trasladado a un lugar muy próximo al que se encontraba, pero más accesible a los paseantes.

    El monumento a don Pelayo en el Parque Asturias de México cambia de ubicación

    El monumento en su nuevo ‘rincón’ del Parque Asturias de la Ciudad de México.

    Otro detalle de la nueva ubicación es la reducción de la columna donde el querido rey descansaba, con la finalidad de acercar su figura a los observadores. Según el Centro Asturiano de México, el traslado tuvo lugar el pasado 10 de abril, siendo el resultado “muy positivo”.
    El origen de este mítico monumento se remonta a febrero de 1965, cuando se aprobó levantar un monumento a don Pelayo, debajo del cual constaría un reconocimiento a Laureano Carús Pando, por entonces recién nombrado presidente honorario vitalicio del Centro, y a la Junta Directiva. Ambas partes fueron los responsables de levantar el Parque Asturias.
    La comisión que aprobó la construcción presentó un presupuesto y se dedicó a realizar la colecta necesaria. Finalmente, el grupo escultórico fue realizado por Julián Martínez Soros, pintor y escultor nacido en España en 1921 y llegado a México a raíz de la Guerra Civil. Este artista, fallecido en el año 2000, hizo numerosas obras públicas de figuras destacadas como Pancho Villa, León Felipe, Lázaro Cárdenas, Juan Bautista de Anza, fundador de Hermosillo (estado mexicano de Sonora), y el misionero jesuita Eusebio Kino.
    El 29 de octubre de 1966 se develó el monumento a don Pelayo en la batalla de Covadonga, con un medallón de Laureano Carús Pando y una placa con los nombres de los 29 directivos que colaboraron entre 1956 y 1965 en la obra del Parque Asturias. El conjunto artístico también cuenta con una leyenda alusiva al significado del monumento.
    Hoy la obra tiene una nueva perspectiva acorde a los nuevos tiempos, “pero conserva el recuerdo de aquellos que con su esfuerzo hicieron posible nuestra realidad actual”, indica el Centro Asturiano.
    Don Pelayo pasó a la historia por frenar la expansión de los musulmanes hacia el norte y comenzar la Reconquista. Se le ha considerado tradicionalmente como el fundador del reino de Asturias, aunque recientes investigaciones arqueológicas sugieren que podría haberlo hecho sobre una organización política local previa.

  • Webs amigas

Diseño + Programación

Valid XHTML 1.0 Strict